Social Business en España

julio 24, 2015

Una de las ideas más relevantes del I Estudio Social Business en España que se acaba de presentar es que la utilización corporativa de los medios sociales constituye en fenómeno muy reciente en España, pues la mayoría de las empresas consultadas señala que han incorporado la utilización de las herramientas Web 2.0 en los últimos cinco años.

El proyecto del Grupo de Investigación Fonta de la Universidad Complutense y la agencia de comunicación y social media Best Relations también constata que sólo la mitad de los directivos de comunicación están familiarizados con la terminología del social Business, vinculándolo a la estrategia de comunicación corporativa y al marketing.

Imagen cortesía de Sujin Jetkasettakorn en FreeDigitalPhotos.net

Imagen cortesía de Sujin Jetkasettakorn en FreeDigitalPhotos.net

El Estudio buscó, principalmente: a) Analizar la percepción del impacto que los medios sociales tienen en la productividad y la rentabilidad de las empresas españolas. En este sentido, se busca medir el grado de implantación de las herramientas digitales en la vida de las organizaciones, junto con los usos tanto externos como internos de las mismas; b) Definir un mapa certero del desarrollo y las tendencias del fenómeno del Social Business en el entorno de las organizaciones en España. Esta cartografía permitirá a las empresas realizar propuestas estratégicas que mejoren su productividad y rentabilidad a través de la Web 2.0; y c) Realizar una prospectiva de las tendencias del fenómeno del Social Business, con la finalidad de explorar y predecir tendencias en el uso y evolución de las herramientas sociales por las compañías españolas.

Aunque es alta la presencia de las empresas en la Web 2.0 la mayoría no aplica un modelo o metodología estratégica para el diseño de su plan de comunicación que integre los social media en la gestión de su comunicación interna y externa. Las que sí lo aplican lo hacen con programas a medio y largo plazo, alineados con los objetivos corporativos.

La mayoría de los encuestados considera que las empresas pueden actuar como productoras de contenidos informativos y que la principal aportación de las herramientas digitales a la comunicación externa de las empresas tiene que ver con la mejora de su posicionamiento y reputación online. También tienen identificado al responsable de gestionar su comunicación, algo importante a reseñar.

Lo que se constata es que el uso de los medios sociales en las relaciones de las organizaciones con sus públicos internos es minoritario y se presenta muy matizado.

Las conclusiones no dejan lugar a dudas: a) El Social Business en España se encuentra en un estado embrionario: los directores de comunicación utilizan los medios sociales con fines corporativos, pero no los emplean para producir acciones y resultados de negocio; b) Las organizaciones españolas usan las redes sociales para comunicarse con los consumidores, pero no explotan sus posibilidades como herramientas de comunicación interna; y c) Los directivos de nuestro país reconocen la importancia de las herramientas digitales, pero la inversión en las mismas es baja, lo que denota una importante falta de confianza en las mismas.

De acuerdo con los responsables del Estudio, es evidente que todavía queda un largo camino por recorrer hacia la optimización del uso de los medios sociales por las empresas en España, de manera notable en el ámbito del marketing. En este proceso, es conveniente y recomendable que los directores y responsables de marketing cuenten con el asesoramiento, competente y oportuno, de los directores y consultores expertos en la gestión de las relaciones y la comunicación con los públicos, también en los medios sociales.

Compartir

Ver más

Dejar un comentario